Oomancia: adivinación con el huevo

Hoy hablamos de la oomancia, es decir, la adivinación, que consiste en la observación de un huevo entero o en las modificaciones de blanco y rojo, que se rompe, genera. Muchas personas han usado el huevo para poder dibujar premoniciones o señales para el futuro, esto se debe a que, según los pueblos antiguos, representaba el símbolo de universal y generación de vida. Sin embargo, cada uno de estos pueblos tenía diferentes métodos para usar esta adivinación en particular, y ahora veremos algunos.

Los persas, por ejemplo, solían poner el huevo directamente al fuego, si estallaba era señal de peligro, si permanecía entera era señal favorable. En la Edad Media, sin embargo, había dos métodos diferentes:

la primera consistía en poner un huevo de gallina negro, ungido con aceite, que luego se exponía al sol de la luna nueva recitando un conjuro particular (de éste si no se pierde rastro), luego de lo cual se arreglaba la superficie del huevo y se tenía que mostrar la respuesta;
el segundo método, consistía en colgar un huevo fresco en el agua, luego se realizaba un ritual sumamente complicado, y desde allí se podía conocer el destino de una persona lejana o en viaje. Si el huevo parecía blanco, la persona todavía estaba viva y en buen estado de salud, si mostraba negro, la persona estaba enferma o muerta.

Hasta hace unos años en Europa, se utilizó oomancia, mezclando la clara y la roja del huevo, había cuatro métodos más popular;

la primera consistía en poner tres claras de huevo en tres vasos de agua salada, a las veinticuatro horas se pasaba a observar las imágenes o figuras, que se leían de izquierda a derecha, y de ellas se sacaban respuestas;
El segundo método, consistió en poner la semilla del huevo en un vaso de agua salada, para luego observar las transformaciones, y sacar una respuesta aquí también;
El tercero se usaba principalmente para determinar la virginidad de una niña, y el huevo entero se colocaba en un recipiente con agua. Si el huevo se iba al fondo, su virginidad estaba intacta, si flotaba, su virginidad no estaba o era dudosa;
cuarto El método consistía en mezclar la clara y la roja del huevo con agua hirviendo, y luego volcar todo en un plato, y ver e interpretar las figuras.

Deja un comentario