Amuletos de mal de ojo – Hechizos de amor efectivos y fáciles para enamorar

El mal de ojo es tanto una forma de maldición, transmitida por la mirada, que según muchas culturas causa daño o mala suerte a la persona a la que se dirige, como un poderoso símbolo protector o talismán. Como maldición, el mal de ojo se atribuye con mayor frecuencia a la envidia, que se elimina involuntariamente al alabar excesivamente a una persona, durante demasiado tiempo. Sin embargo, el término también puede referirse a una maldición más fuerte e intencional para una víctima por parte del propietario de un ojo mágico. Como símbolo protector, el ojo maligno o que todo lo ve protege del mal y protege al usuario del mal.

El origen del mal de ojo se remonta al menos a tres mil años en la región sumeria de Mesopotamia, pero probablemente tiene orígenes mucho más antiguos. Mencionado por más de 100 investigadores clásicos, incluidos Hesíodo y PlatónPlutarco postuló que el mal de ojo era una manifestación de rayos letales que se disparaban como dardos desde los recovecos internos del cuerpo. La creencia en el mal de ojo se extendió al este de la India por Alejandro el Grande, y el sur y el norte a través de los siglos del Imperio Romano, y persistió hasta la Edad Media en Inglaterra y partes celtas de Europa.

Hoy en día, la creencia en el mal de ojo está muy extendida en Oriente Medio, África Occidental, América Central y México, Asia Central y muchas partes de Europa, especialmente en el Mediterráneo. En la cultura islámica, Mahoma Declaro que «la influencia del mal de ojo es un hechoMientras que en el judaísmo, el mal de ojo se menciona repetidamente en los textos clásicos, incluido el Antiguo Testamento.

Incluso hoy en día, los ojos azules y verdes de los europeos del norte están con la sospecha particular de los europeos del sur y los turcos, mientras que en la cultura occidental ha surgido la frase «echar a alguien el mal de ojo». fuerza. el léxico del lenguaje cotidiano, incluso si simplemente significa mirar a una persona con ira o disgusto.

El poder de los amuletos contra el mal de ojo

La creencia en el poder de los amuletos y talismanes para proteger contra el mal de ojo también ha evolucionado con el tiempo. Los discos de vidrio con forma de ojo, en tonos azul y blanco, representan el mal de ojo y son talismanes profilácticos comunes en Oriente Medio, Turquía y el Mediterráneo; el ojo lo ve todo, evitando que la maldición sea lanzada o refleje la maldad en el lanzador.

los Hamsa También se considera una poderosa forma de protección y se originó en Tanit, la diosa patrona de la antigua ciudad de Cartago. Aunque estos símbolos son muy comunes en el Medio Oriente hoy en día, los musulmanes ortodoxos ven su uso como una superstición porque Mahoma prohibió el uso de talismanes como una forma de idolatría. En cambio, los musulmanes pueden implorar a Allah, diciendo en respuesta al cumplido «Masha’Allah» o «Dios quiso».

Hay muchas otras formas de protección, incluidas las costumbres locales, como lo demuestran los frijoles hirviendo de ojos negros de un animal en la estufa. En el subcontinente indio, se usa un hilo rojo en la muñeca. En Etiopía, el esputo puede revertir inadvertidamente una mirada de mal de ojo, mientras que en algunos países europeos un medio simple de protección es señalar con el dedo índice y el meñique a la presunta fuente de influencia o víctima.

La creencia en el mal de ojo y los medios para repudiarlo es una parte importante de la psique humana: la necesidad colectiva de comprender y controlar la progresión natural de nuestras vidas, ya que se ven afectadas por enfermedades y otros actos de violencia aparentemente injustos. naturaleza, y mantener un equilibrio justo y equitativo en todo momento.

Deja un comentario