Oración reflexiva para desesperar a un hombre o una mujer

A veces, nuestros amores no son tan recíprocos como nos gustaría que fueran, si desea que los pensamientos de su ser querido se centren solo en usted, este artículo es para usted. En él te mostramos una poderosa oración con la que lograrás tus metas en menos tiempo del que piensas.

Cualquier cosa es posible, incluso para esa persona que amas, enfocarse solo en ti, y esto también se puede lograr a través de la oración católica.

A través de varias oraciones católicas, puedes hacer que esa persona que deseas esté contigo pero de una manera desesperada, que su pensamiento total sea siempre solo para ti. Así que lea atentamente para que a través de esta oración logre sus metas.

En el gran nombre de Dios Todopoderoso, te invoco Espíritu sin descanso, Espíritu de dominación, Espíritu de desesperación, a través de este hechizo, te pido que vengas en mi ayuda para atraer, dominar, desesperar y agitar los cinco sentidos, el (nombre de la persona) juicio y voluntad hacia mí (su nombre)

Levanto este encantamiento al Santo Ángel Guardián de (nombre de la persona), que nació el (fecha de nacimiento de la persona), el día en que recibió el bautismo y el día en que murió.

Esprit du domaine me concede que (nombre de la persona) no tiene tranquilidad sino a mi lado, que no se duerme excepto conmigo, que su hambre solo se satisface mis lados que su camino y sus pensamientos son solo míos

Hazle venir y llorar desesperadamente a mis pies, implorar con amor, querer verme, lleno de pasión por mí, humilde, arrepentido.

Que me llene de besos y caricias de amor, dulce y noble que me pida que sea su dueña y única mujer, que su vida tenga sentido solo a mi lado, solo conmigo (tu nombre)

Yo (tu nombre) pido tu atención y ayuda, espíritu de desesperación, ven a mí en este momento cuando te necesito tanto e intercede doblando los cinco sentidos de (nombre de la persona) para someterme. a mi petición y voluntad, para que solo yo sea dueño de su fe, su amor y su voluntad.

A ti espíritu dominante que con tu poder divino dado por Dios, haz que (nombre de la persona) sea dominado por mi cuerpo y mi alma; que su vida no es vida si no está a mi lado, que no se acerca a nadie más que a mí, que soy el único dueño de su amor y cariño

Que simplemente me extrañé y quiero verme donde estás. Espíritu dominante, somete a mis enemigos con tu poder divino que Dios te ha dado.

Con dos te veo, con tres te ato, la sangre bebo y el corazón te parto, Cristo dame ánimo y Cristo dame paz. Ven a mí (nombre de la persona) siendo dominado en pensamiento, cuerpo y voluntad, con tu mirada solo en mí, con tu cariño y amor por mí.

Que mi presencia sea tu deseo, que te cautive, que te atraiga, que caigas sugerido por mi voz, que te domine y que mis ojos te cieguen.

Mi voluntad será tuya, amén.

Deja un comentario