Sellos mágicos de bricolaje: cómo hacerlos


Los sellos mágicos de bricolaje son excelentes para aquellos que son legos en el mundo de la magia pero quieren lograr algo: amor, trabajo o salud.

Dioses Sellos mágicos de bricolaje cuanto has escuchado sobre esto Personalmente, lo vi como algo inviable. Siempre he visto focas como símbolos antiguos que precisamente por eso contenían algo misterioso, un poder incomprensible y olvidado, un saber primitivo que el hombre de hoy no podía comprender y que por tanto tenía una magia poderosa y desconocida.

Mi curiosidad y mi deseo de saber es infinito, en consecuencia documenté cómo se crean estos sellos mágicos DIY y por eso cambié de opinión. Así que hoy para los interesados veremos como se crean estos sellos mágicos DIY y sobre todo por qué funcionan.

Premisa: cómo funciona nuestro inconsciente

El inconsciente no habla nuestro idioma, se comunica con los símbolos. Esta es la razón por la cual los sueños son difíciles de entender para nuestra mente consciente, están formados por imágenes, eventos extraños y simbólicos. En consecuencia, si queremos que un sello tenga poder y vaya directo a nuestro inconsciente, debemos crearlo de tal manera que este pueda entenderlo.

Cómo hacer tus propios sellos mágicos

Crear un sello mágico de bricolaje es un trabajo simple, cada uno de nosotros con un mínimo de creatividad puede crear uno. La dificultad radica en asegurarse de que la mente no obstaculice el pensamiento del inconsciente alterando su significado o, peor aún, condicionándolo.
Esta es la teoria veamos en la práctica como se construye el sello:

  • Primero decidimos qué propósito debe tener nuestro sello. Por ejemplo, «Quiero conocer a mi alma gemela» o «Quiero un nuevo trabajo».
  • De esta oración tenemos que extraer todas las vocales por lo que si tomamos la oración “Quiero un nuevo trabajo” como ejemplo, saldrá “VGLNNVLVR”.
  • Eliminamos las letras repetidas y luego obtenemos «VGNLR»
  • Ahora tomemos estas letras y creemos un símbolo. Prueba varias combinaciones para que el símbolo también se convierta en algo aceptable de ver y que te recuerde la idea de un sello mágico. Lo que estás haciendo es crear un símbolo que está conectado con la intención pero, en consecuencia, también con el inconsciente, así que déjate llevar.
  • Ahora viene la parte que lleva tiempo, mucho tiempo: olvídate del sello, olvídate del propósito que tiene. Guárdalo en un lugar seguro y olvídate de su existencia. La mente debe olvidar la razón de su creación.
  • Finalmente llegará la magia, al cabo de un tiempo retira el sello, tu mente no lo recordará pero el inconsciente sí lo hará, lo escuchará, escuchará la vocecita que desde una parte de tu mente habla y susurra qué es el sello, y el su propósito. Si no se acuerda, medita en ello, júntalo y ve qué cambios trae el sello en tu vida, quizás un trabajo y ahí es donde habrá operado el sello.

Recuerda que el inconsciente es nuestro poder mágico personal, ¡estamos conectados a las fuerzas del universo!

Deja un comentario