El Seidr; magia chamánica

El Seiór literalmente significa ‘fermentar’ o ‘hervir’ y tiene mucho en común con el chamanismo y otras formas de magia primitiva, o más bien, es un adaptación de prácticas chamánicas, que fueron creados para adaptarse a la cultura y los tiempos, en los que la sociedad primitiva evolucionó descubriendo la religión, la agricultura y la metalurgia, por lo tanto una práctica mágica arcaica.

Cabe señalar que el Seidhr (llamado así en italiano) no es una practica religiosa, pero simplemente, como ya hemos dicho una práctica mágica, y como toda práctica mágica nació con un propósito. El propósito del Seidhr, según los numerosos mitos que existen a su alrededor, es dar a la conocimiento oculto, para afrontar problemas de cualquier tipo con la magia y con las técnicas particulares que entiende el Seid.

Los mitos cuentan que esta práctica es de origen Vanir y fue enseñada por Freya y Odin, la mayoría de los rituales fue practicado por sacerdotisas, de aquí viene el nombre «seiòkona» que es una mujer que usa el Seiòr, esto ha llevado a pensar que este tipo de magia solo debe ser practicado por mujeres debido a las muchas técnicas rituales empleadas tenían ingredientes que solo poseían las mujeres y que las actitudes rituales eran tan afeminadas que los hombres que las realizaban estaban bastante escandalizados y avergonzados de sí mismos. Sobre esto cuenta un mito que en Lokasenna, Loki fue acusado por los otros dioses de practicar el Seiòr y por lo tanto de mantener actitudes femeninas, Loki según él señaló que incluso Odin en muchas ocasiones se había acercado al Seiòr.

En verdad, el Seiòr no distingue entre magia buena y mala mucho menos entre magia femenina y masculina, de hecho una buena parte de la magia Seiòr se basa en la comunicación con los espíritus, permitía prever el futuro, pero también prescindir de la muerte, la desgracia y la enfermedad, con la práctica de Seiðr de hecho era posible privar a un individuo de su fuerza e inteligencia para pasarlas a otra persona.

Deja un comentario