Eneagrama: consejos para los tipos 2 y 3

Hoy quiero hablarte deEneagrama, que es una técnica antigua utilizada por los místicos del Islam para elevar el espíritu durante el viaje espiritual.

Este método te permite ver tus propios vicios y debilidades y moldearlos hasta que se resuelvan. El eneagrama intenta clasificar a los hombres de acuerdo con nueve comportamientos, cada uno de los cuales puede aparecer en dos formas opuestas principales y puede ser positivo o negativo.

Consejos para cada uno de los 9 tipos:

Consejos para el tipo 2

El camino del crecimiento de la personalidad 2

-La personalidad número 2 es un camino de crecimiento y se puede resumir en los siguientes puntos:
-Pregúntese qué necesitan los demás y luego ayúdelos a conseguirlo.
-Sé generoso sin pensar en tener una conveniencia.
– Tendrá que darse cuenta de sus motivos ocultos: su tendencia a controlar a los demás, su agresión verbal, su lengua afilada
-Resista la tentación de llamar la atención sobre sus buenas obras.
No intente ganarse el amor de los demás dando regalos o elogios. Trate de ayudar a los demás cuando se lo pidan ayudándolos a valerse por sí mismos.
-Cuando hagas algo por los demás, hazlo sin que se den cuenta.
-Nunca seas posesivo con los amigos, compártelos con los demás.
-Asegúrese de que sus razones para ayudar sean desinteresadas. Ama a los demás por quienes son.

Consejos para el tipo 3

Un camino de se puede resumir en los siguientes puntos:
-Desarrolle la caridad y la cooperación en sus relaciones y no trate de someter a los demás, de excluirlos. Considere sus necesidades y sentimientos.
-¡Sinceridad! Sea honesto acerca de sus esfuerzos y no exagere su importancia.
-Sé digno de confianza, guarda secretos y confidencias y resiste la tentación de usarlos en tu beneficio.
– Sea consciente de su tendencia a sentirse con derecho a obtener lo que quiere a expensas de los demás. No uses a otros y no te aproveches de las situaciones. Esté dispuesto a dar lo que recibe y más. Sea usted mismo y desarrolle sus valores.
-Apoya a los demás y anímalos. Aprecia a los demás.
-Use sus grandes energías, sentido del humor, organización, animación, estilo en beneficio de los grupos a los que pertenece y de las personas.
-No exageres en querer ser aclamado.
-Limita tu tendencia a querer competir.
-Desarrolla tus potenciales espirituales. Si concentra su atención y sus habilidades en hacer un trabajo digno en beneficio de los demás, ya está en el camino correcto.

Deja un comentario