Poesía india, no me importa

No me importa es un poema escrito por un indio de la tribu Oriah en 1890 que es un himno a la ligereza, una cualidad indispensable para llevar una vida sin preocupaciones excesivas.

Aquí está el texto del poema indio:

No me importa lo que hagas para ganarte la vida, quiero saber por qué suspiras
y si lo arriesgas todo para encontrar los sueños de tu corazón.
No me importa la edad que tengas, quiero saber si aun quieres arriesgarte
parecer estúpido por amor, por sueños, por la aventura de estar vivo.
No quiero saber qué planetas amenazan tu luna, quiero saber si has tocado
el centro de tu dolor, si has permanecido abierto después de las traiciones de la vida
o si se ha encerrado por miedo a sufrir futuros dolores.
Quiero saber si puedes sentarte con el dolor, el mío o el tuyo;
si puedes bailar locamente y dejar que el éxtasis te llene
a tu alcance sin advertirte de precaución, para ser realista,
o para recordarnos las limitaciones de los seres humanos.
No quiero saber si la historia que me estás contando es cierta.
Quiero saber si eres capaz de decepcionar a otro para ser auténtico contigo mismo,
si puedes ser acusado de traición y no traicionar tu alma.
Quiero saber si eres fiel y por tanto tienes confianza.
Quiero saber si puedes ver la belleza incluso cuando no es hermosa todos los días.
Si eres capaz de hacer surgir tu vida solo con tu presencia.
Quiero saber si puedes vivir con el ruido tuyo o mio y seguir gritando
a la plata de la luna llena: ¡SI!
No me importa donde vivas ni cuanto dinero tengas
Me importa si puedes levantarte después de una noche de dolor, triste o partida en dos,
y haga lo que sea necesario para los niños.
No me importa quién eres o cómo llegaste aquí
Quiero saber si podrías quedarte en medio del fuego conmigo y no retirarte.
No quiero saber que estudiaste, ni con quien ni donde,
Quiero saber qué te sostiene por dentro, cuando todo lo demás no.
Quiero saber si puedes estar a solas contigo mismo
y si realmente te gusta la compañía tienes… .en momentos vacíos.

Foto | Pixabay

Deja un comentario