Súplica a la Madonna dell’Arco (primera parte)

Madonna dell’Arco, una pequeña fracción de Nápoles, alberga el santuario homónimo, famoso incluso más allá de las fronteras regionales. Y al Madonna dell’Arco hay numerosas oraciones y súplicas dirigidas, con la esperanza de rendirles homenaje.

Aquí está la Súplica a la Madonna dell’Arco.

Buena Virgen, que quiso llamarte el Arco, como para recordar a los corazones afligidos, a las almas arrepentidas y necesitadas que eres el arco de la paz que anuncia el perdón y las promesas divinas, mírame con bondad a mí que te invoco, a yo que te suplico con remordimiento en mi corazón por tantos pecados cometidos, con mi frente mortificada por tantas miserias e ingratitudes. Obtén de tu Hijo la gracia de comprender el estado de mi alma, de llorar mis pecados y de deplorarlos. Que me conceda, por tu maternal intercesión, una firme resolución, una constante voluntad de bien. Que este momento de paz pasado a tus pies sea el comienzo de una vida sin pecado y llena de todas las virtudes cristianas.

Oración por una gracia

Dios te salve Virgen María, que has elegido el santuario del Arco trono de tus misericordias y has querido tu imagen rodeada de los innumerables certificados de agradecimiento de los fieles, beneficiados y ayudados por ti con mil maravillas, animados por la confianza de tanto tu amor hacia los pobres y por tantos dones que has esparcido por el mundo, presa del dolor, recurro a tu protección, para que me concedas la gracia que tengo en el corazón … (momento de silencio)

Me lo obtienes de tu Hijo y como un día hiciste felices a los esposos que carecían de vino al pedirle a Jesús el primer milagro, dame también a mí, que espero la alegría sobre todo de tu bondad, poder sumar mi pobre voz de gratitud a la voz de los muchos que te invocaron y fueron escuchados.

Foto | Sitio oficial del santuario

Deja un comentario