Cómo liberar la casa de energías negativas

La casa puede ser una guarida de energías negativas y esto no debería sorprendernos: en el curso de la vida hay personas inevitablemente pesimistas con las que nos vemos obligados a tratar. Y estas personas, sin que nos demos cuenta, nos transmiten sus energías negativas que a su vez traemos a la casa. Por eso se vuelve importante purificar la vivienda de vez en cuando, para armonizar las energías y eliminar las negativas. ¿Pero de qué manera?

Lo primero que debes hacer es ordenar, eliminando todo lo que pueda ser superfluo y permitiendo que la casa respire. El caos y el desorden son los mejores amigos de energías negativas y es por eso que siempre se prefiere una casa limpia y ordenada al desorden. El segundo paso a dar, una vez ordenada la casa, es deshacerse de todos viejos recuerdos relacionado con personas con las que ya no estás relacionado.

TRIÁNGULO DE PROTECCIÓN PARA SU HOGAR

L ‘energía emocional atado a objetos viejos y fotos antiguas desaparecerán junto con lo que tiras! En este punto podrás depurar la casa gracias a una solución de agua y sal, dos poderosos símbolos de depuración, elementos de agua bendita que te ayudarán a conseguir tu objetivo. Lavar y rociar agua y sal consagradas en toda la casa elimina las vibraciones negativas. ¡De esta forma podrás liberar la casa de las energías negativas y recuperar el impulso y la sonrisa para afrontar mejor tus días!

Foto | Thinkstock

Deja un comentario