El simbolismo del caballo

¿Cuál es tu animal favorito? ¿El gato? ¿El perro? ¿Pero sabes que cada animal esconde un significado muy específico en sí mismo? Los animales siempre han sido el objetivo de naturalistas, científicos e incluso magos debido a las características e influencias mágicas que provienen de ellos. Uno de los animales más nobles por excelencia es sin duda el Caballo.

Dependiendo de las diversas culturas, ha adquirido varios significados, basta pensar en el caballo de Troya, una máquina de guerra perfecta. En la mitología, ¿cómo podemos olvidarnos del famoso caballo alado Pegaso? En la cultura celta se practicaba la cefalomancia durante la cual, muy a menudo, se cocinaba la cabeza de un caballo y, escuchando el sonido que generaba el animal, era posible descubrir los misterios custodiados por el tiempo. A lo largo de la historia incluso se ha practicado la hipomancia, que es la práctica de la adivinación según la cual a través del sonido que emanaba o los movimientos de algunas partes del caballo, como en particular las orejas, patas y cola, era posible para profetizar eventos del futuro.

El caballo es el símbolo de sol, de energía espiritual y física, de sabiduría, de compasión, de poder, de libertad, de independencia, de dominio de los propios impulsos, de fuerza, de responsabilidad, de respeto, de valor, de nobleza de alma, de viajes siempre entendido tanto en el lado espiritual como en el material. dependiendo del color diferente de su pelaje puede adquirir diferentes connotaciones: el caballo blanco es el símbolo del bien, el negro del mal, el rojo de la guerra. Al caballo también se le reconocen poderes terapéuticos.

Créditos de las fotografías – AFP Stringer – AFP – Getty Images – 452224929

Deja un comentario