La columna del diablo

En la plaza del basílica de Sant’Ambrogio, en el lado izquierdo, una columna de tiempos Romanos, luego transportado aquí, que habla de un leyenda acerca del diablo, y que luego se usó para elcoronación de los emperadores germánicos.

Si miras de cerca la columna, notarás dos agujeroscircular que emana perpetuamente el olor a azufre, según la leyenda, en la antigüedad, la plaza fue un lugar de batalla entre San Ambrosio y el diablo, durante la lucha el santo arrojó al diablo contra la columna, y se atascó con sus cuernos, proporcionando los famosos agujeros. Según la tradición, meter los dedos en los agujeros atraería a la fortuna.ae ahuyentaría el mal de ojo, pero al acercar la oreja, probablemente puedas oírlo ruidos y gritos viniendo directamente del infierno.

Esta columna, más tarde se utilizó para coronar a los emperadores, de hecho, todo emperador antes de recibir la corona, tenía que jura honestidad y obediencia al papa y a la iglesia romana, inmediatamente después de recibir la corona que le debía abrazar la columna, lo que significa que «la justicia en él será recta».

Deja un comentario