Demonios internos, como controlarlos


Un ejercicio para controlar y comprender el origen de nuestros demonios internos como la ira, la ansiedad, la depresión, la insatisfacción.

Cada uno tiene el suyo demonios internos, demonios que muchas veces no podemos controlar y que residen en nuestra alma, desgastando poco a poco. Estos demonios internos pueden ser sentimientos e impulsos que no podemos verificación como ira, ansiedad, soledad, insatisfacción, depresión, tristeza y todo lo que nos hiera y no nos haga vivir en paz.

Hoy veremos un ejercicio para para empezar a controlar nuestros demonios internos, el éxito del ejercicio radica, no en intentar combatirlos o eliminarlos, sino en analizar las s y aceptarlas.

Lo que necesitamos para controlar a los demonios dentro

El ejercicio para controlar los demonios internos no requiere ningún objeto sino simplemente:

  • Una habitación con poca luz
  • Fuerza de voluntad
  • Habilidades de visualización
  • Audio con ondas Theta

Nota: Los resultados varían de persona a persona. Todo depende de cuántos demonios internos tengas y qué tan profundo estén escondidos.

Demonios internos: como controlarlos

Fase 1: El silencio es fundamental en este ejercicio. Así que trata de concentrarte en tu respiración y no en los ruidos que escuchas afuera. O escucha audio con ondas theta.
Fase 2: Cierra los ojos y relaja cuerpo y mente. Hasta que te sientas completamente relajado y seguro. (Intenta no quedarte dormido)
Fase 3: Ahora tienes que intentar entrar en tu subconsciente. Las ondas theta te ayudarán a entrar en REM y luego en tu subconsciente.
Etapa 4: Las imágenes se le presentarán a los ojos, o sentirá sensaciones que pueden asustarlo o entristecerlo. No te rindas y no tengas miedo. No te puede pasar nada.
Paso 5: Mire de cerca a sus demonios internos. Es posible que se muestren con tu cara, o con la de tus seres queridos o enemigos. Habla con ellos, enfréntalos, explícate. Trate de comprenderlos, de comprender por qué están allí. Recuerda que estos demonios internos son parte de ti, no son demonios externos pero son parte de tu alma y de tu camino de vida.
Paso 6: Cuando hayas eliminado y matado a todos tus demonios, podrás volver tranquilamente a la vida real.

Deja un comentario