Tipos de sueños

Hoy hablaremos de diferentes tipos de sueños, que se alternan a lo largo de nuestra existencia, aquí hay una lista:

Sueño astral: este sueño tiene la tarea de hacernos crecer espiritualmente. Sus colores son claros y brillantes, y el paisaje que se nos presenta es sereno, positivo. Este sueño se origina, no en nuestra mente, sino en el alma que busca el contacto con el universo, a través de la comunicación mística, a través de vibraciones que se propagan en el espacio. Con el sueño astral recibimos un regalo importante, que es la capacidad de desprendernos de la realidad terrena y adquirir una serenidad que nos haga conscientes de que somos parte de todo.

la Sueño mental: es la síntesis de lo material y lo terrenal, y está en colores apagados y poco brillantes, a menudo en blanco y negro. Su contenido es algo que nos pertenece, y este sueño se basa en nuestras experiencias pasadas o presentes, pero también cobra vida a partir de miedos y problemas. Nos ayuda a encontrar una solución.

Pesadillas: sueños que surgen de los propios miedos o ansiedades del pasado o presente que se vive. Nos visita a través de símbolos, a menudo atemorizantes, que intentan valorar lo que nos ha pasado o lo que está pasando.

Sueño físico: Sueño provocado por un evento físico que se produce durante el sueño, como una mala digestión, un ruido de fondo desagradable, un toque, la necesidad de ir al baño, etc.

Sueños proféticos: sueños especiales por dos razones:

– no todo el mundo tiene el don de tener este sueño, las personas capaces son raras
– al ser raros, aunque se hagan es difícil captar el detalle y se pierde lo que quieren informarnos.

Son sueños muy ricos en símbolos, que nos permiten ver más allá del tiempo, hacia el futuro.

Sueños recurrentes: sueños que ocurren en el transcurso de la vida más de una vez, que marcan momentos de giro y paso. Representan las etapas de un largo camino que va a indicar la evolución de nuestra alma en la actual encarnación, una especie de camino para alcanzar la perfección.

Deja un comentario